Introducción: El cabello, al igual que la piel y las uñas, se halla en constante renovación y su metabolismo y regeneración son muy sensibles a carencias nutricionales. Cualquier déficit vitamínico, mineral o proteico puede ocasionar debilidad, fragilidad y caída de cabello. Las enfermedades de cabello son alteraciones de la estructura normal del folículo piloso, es decir, donde se genera y se nutre el cabello.

caida del cabello informacionLa calvicie es una enfermedad del cabello que afecta al 70% de los hombres y al 25% de las mujeres en el mundo, y constituye uno de los 10 motivos mas frecuentes de consulta dermatológica.

Estas alteraciones son producto de agentes internos que provocan la caída del cabello, por factores genéticos o por agentes externos, como pueden ser las infecciones. Estos padecimientos no sólo ocurren en la cabeza, sino también donde se encuentran folículos pilosos normalmente: en axilas, los miembros, el pubis, las cejas y pestañas. Los tipos de patologías más frecuentes del cuero cabelludo en orden de importancia son: las relacionadas con caída de pelo llamadas alopecias, las que tienen vinculo con los exceso de pelo ó Hirsutismos y finalmente, las infecciones propias del folículo piloso a través de diferentes gérmenes, ya sean bacterias, hongos o parásitos.

Factores que influyen en el crecimiento del Pelo

alopeciaFactores físicos locales, como el calor y el masaje manual estimulan el crecimiento. Factores heredofamiliares, presencia de genes que afectan el crecimiento del pelo. Factores endocrinológicos, como las hormonas sexuales, la disfunción en ciertas glándulas, como la hipófisis, la tiroides y la suprarrenal, que alteran el crecimiento del folículo piloso.

Factores metabólicos como son los micronutrientes: la vitamina A, el complejo B y la vitamina D3, que son necesarias para que se cumplan diversas fases del desarrollo del folículo piloso. Lo mismo sucede con los macronutrientes: las grasas y proteínas son imprescindibles para el metabolismo y las dietas carenciadas de estos elementos, pueden producir pérdida de cabello. Los carbohidratos dan el aporte energético que ayuda a formar la queratina. Factores autoinmunes como los que acontecen en la Alopecia Areata, donde el exceso de un sector de leucocitos, los linfocitos T cooperadores, pueden interferir negativamente en el crecimiento del folículo piloso.

¿Que es la alopecia?

Es un término médico que expresa disminución o falta de cabello en una zona donde normalmente crecería, como es el cuero cabelludo, ya sea en determinadas áreas o de manera difusa, afectando a personas de cualquier edad y sexo. La mayoría de las personas experimentan alguna pérdida del cabello a medida que envejecen. El resultado puede ser una calvicie parcial o total. Se calcula que el cuero cabelludo contiene aproximadamente alrededor de 100.000 cabellos, de los cuales, en promedio, unos 100 se eliminan diariamente La caída de cabello puede ser: transitoria ó permanente, progresiva ó repentina, localizada ó generalizada. Puede estar relacionada a factores hereditarios, al maltrato del pelo, mala alimentación ó a enfermedades endocrinológicas e infecciosas. También a la ingestión de ciertos medicamentos y anticonceptivos. La salud de los folículos pilosos, no se pierde bruscamente, sino que se va perdiendo a través de un proceso de varios años, concomitantemente con otras patologías coexistentes del cuero cabelludo. Es decir que aunque tarda puede tardar mucho tiempo en formarse en una calvicie bien definida ó quedarse calvo; su etiología puede comenzar en la adolescencia o la juventud, ya que se encuentra latente en el cuero cabelludo de la mayoría de las personas con predisposición, debilitando, adelgazando y deteriorando la anatomía y la fisiología de cada uno de los folículos pilosos y por la falta de actividad en la red los folículos pilosos comienza un proceso prematuro de flacidez y envejecimiento, que determina la caída progresiva de los cabellos.

La alopecia en hombres:

alopecia en hombresLa caída del cabello de patrón masculino empieza con una leve reducción de cabello en las sienes, que se incrementa con el tiempo. Existen múltiples factores que pueden originar la alopecia.

1) Alopecia androgénica: La alopecia androgénica o calvicie común es una patología que comienza en la adolescencia, entre los 18 y 20 años, debido a los cambios hormonales que existen a esa edad. Según los dermatólogos, un 20 por ciento de los hombres cuya edad oscila entre 18 y 25 años pueden sufrir esta patología. Es el tipo más frecuente de caída de cabello. La prevalencia de la alopecia común o androgénica es de un 96% en hombres y de un 79% en mujeres. Afecta a la mitad de de la población masculina con edad superior a 40 años y a las mujeres con edad superior a los 50 años. Este tipo de alopecia afecta a un 30% de los hombres con edad superior a los 30 años, a un 40% de los hombres mayores de 40 años y al 80% de los hombres mayores de 65 años. Este tipo de alopecia puede ocurrir por un factor heredofamiliar, que predispone a una sustancia que normalmente se encuentra en el cuerpo humano, llamada dihidrotestosterona (DHT). Los estudios de cabellos extraídos de cuero cabelludo alopécico y no alopécico muestran que en este tipo de alopecia existen concentraciones elevadas de 5-alfa-reductasa y DHT en el cuero cabelludo. Esta es una enzima que cataliza la conversión de testosterona a DHT y el aumento de la DHT tiene íntima relación con la pérdida del cabello en los hombres.

2) Alopecia areata: Se denomina así a la caída de cabello que se produce en placas. Aunque no se conocen las causas de este tipo de calvicie, se cree que es una patología autoinmune, es decir, una enfermedad relacionada con el sistema inmunológico, por la cual dicho sistema produce anticuerpos que atacan a los folículos pilosos del propio organismos, donde sectores del cuero cabelludo interrumpen la producción de cabellos. Esta patología muchas veces es desencadenada por factores externos, como el estrés, trastornos emocionales o lesiones físicas. Lo que se observa más frecuentemente es una tipo de alopecia localizada, que toma ciertos sectores del cuero cabelludo. Aunque rara vez produce la pérdida completa del cabello, existen casos en que la caída prosigue hasta llegar a lo que se denomina alopecia total. Cuando la pérdida pilosa no se detiene e implica a todo el vello corporal, incluidas barba, cejas, pestañas, como vello púbico y axilar, a esta patología se la llama alopecia universal. Si estamos ante una alopecia transitoria, el pelo vuelve a crecer en el término de tres meses. Pero cuando la caída se intensifica con el tiempo, progresando cuali y cuantitativamente, deberá consultarse al médico dermatólogo para que implemente un tratamiento integral.

Alopecia en mujeres

alopecia en mujeresLas mujeres, por su parte, también desarrollan un patrón de caída de cabello característico que tiene que ver con la genética, la edad y la aparición de determinadas hormonas, especialmente luego de la menopausia. La "calvicie femenina", puede ocasionar una modesta o importante perdida de pelo en las mujeres a medida que envejecen. La pérdida de cabello se hace aparente inicialmente entre los 25 a 30 años. En esta caída de cabello femenina, los folículos pilosos son reemplazados por cabellos cada vez más finos y cortos. Pueden llegar a convertirse incluso en transparentes. Contrariamente a lo que se cree, ni el afeitado ni la menstruación tienen relación con la velocidad de crecimiento del pelo. Generalmente, la pérdida de cabello es menos evidente que en los hombres, como también la forma en la que se cae el pelo es diferente. La mayoría notan adelgazamiento y pérdida del pelo donde se separan el cabello y en techo de la cabeza, pero no tienen entradas. El factor hereditario puede ser tanto paterno como materno. Cerca del 50% de mujeres que experimentan caída del cabello, tienen "calvicie femenina". En estos casos existe un exceso de concentración de dihidrotestosterona, una hormona masculina, dentro del folículo piloso. Aunque el folículo está técnicamente vivo, crecerá cada vez más pequeño. Los cabellos se adelgazan progresivamente hasta que se vuelven finos que no pueden resistir el peinado diario. La calvicie femenina convierte un cabello largo, grueso, pigmentado, en un cabello fino y más claro. Es muy improbable que las mujeres lleguen a tener calvicie tan pronunciadas como la de los hombres. Generalmente, la cabellera pierde volumen y cada cabello se hace más fino y más corto.

Causas de la alopecia:

Son múltiples:

• factores heredofamiliares
• la alimentación es inadecuada
• el estrés
• enfermedades endocrinas: el hipotiroidismo
• procesos infecciosos
• interacciones farmacológicas: Ciertos medicamentos usados en quimioterapia, hipervitaminosis A (el efecto de dosis elevadas de vitamina A), medicamentos hipocolesterolémicos (fármacos utilizados para reducir el colesterol), medicamentos antitiroideos y anticoagulantes • efecto secundario del uso indiscriminado de medicamentos no prescriptos por el médicos, de venta libre (automedicación) • falta de hierro (anemias)

En las mujeres la caída del cabello puede deberse a:

• post-parto o aborto
• etapa post-menopáusica, por disminución de hormonas femeninas
• uso diario de hebillas o sujetadores en forma tirante que pueden producir debilitación de las raíces.

   
  informacion editorial correo