Escribe: Dr. Juan Carlos Gimenez
alopecia
   
 

Biologia del cabello

Los pelos son considerados componentes esenciales de la piel y cubren casi toda la superficie corporal. Al llegar a la adolescencia el pelo aparece en la zona de la barba y del bigote en el hombre, además de aparecer en axilas y en zonas genitales de mujeres y hombres. Los pelos son fibras de queratina que se generan en los folículos pilosos, formaciones tubulares que se sitúan a diferentes profundidades en la piel.

Compuestos por casi el 90% de proteínas y el resto azufre, agua, pigmentos, lípidos y oligoelementos. Completan este órgano complejo que es el Folículo Pilosebáceo, las glándulas sebáceas cuyo conducto excretor desemboca en los folículos pilosebáceos y las glándulas sudoríparas.

En condiciones normales, una persona joven que está en su tercera década de vida, alrededor del 90% de los folículos del cuero cabelludo se encuentra en la fase activa y el 10%, en la de descanso, después de los cincuenta esa relación se invierte. Los folículos comienzan a minimizarse y el cabello, a afinarse paulatinamente hasta convertirse en vellos muy pequeños y sin color.

Estructura: El pelo humano está constituido por dos porciones, una proximal: la raíz, y una distal: el tallo. La primera forma parte de la trama del cuero cabelludo, que luego se ensancha y se conoce como bulbo, terminando en la papila, que se encarga de la nutrición del folículo piloso. En cambio, el tallo es la parte visible del cabello. Desde afuera hacia adentro cada hebra de cabello está formada por una capa externa llamada cutícula (escamas de queratina), una capa media, la corteza (donde se encuentra la melanina que determina el color del cabello y una interna, la médula (que confiere textura al pelo). La cutícula es una capa cuya función es proteger de la agresión del ambiente a las células de la corteza, por ejemplo de la radiación ultravioleta, agentes químicos y stress mecánico, pero ha medida que el pelo envejece hay una degradación gradual de las células de la cutícula a lo largo de todo el pelo y por ende de su función protectora.
 
cabello-microscopio
Cabello visto transversalmente a traves de un microscopio: el tallo, lo que vemos normalmente como pelo, surgiendo desde el bulbo a traves de un poro de la piel

La cutícula puede perderse total o parcialmente en casos de enfermedades del cabello, así como por tratamientos cosméticos, radiación ultravioleta y otros factores. Es importante saber que la característica del cabello es determinada por la forma que emerge el folículo piloso del cuero cabelludo: si el folículo está situado en forma vertical al cuero cabelludo, el cabello crecerá lacio. Si está oblicuo o curvado, crecerá ondulado o enrulado.

Cantidad: Las personas que tienen cabellos pelirrojos tienen menos cantidad que el resto, alrededor de 90.000, pero son más gruesos. Las personas de cabello rubio llegan a tener hasta 150.000, pero son más finos. Los individuos de cabello castaño o negro tienen menos que los rubios pero más que los pelirrojos. El cabello tiene el crecimiento más prolífico de todo el cuerpo. El pelo crece más rápido en verano que en invierno, unos 15 centímetros cada año. Cada cabello tiene tres etapas de crecimiento y un ciclo de vida limitado, luego de aproximadamente 6 años, se cae. Por eso, es normal perder entre 50 y 100 cabellos cada día. Cuando un pelo cae, rápidamente es reemplazado por un nuevo pelo originado en el mismo lugar y el ciclo de crecimiento comienza nuevamente. Luego de transcurrir la adolescencia y la juventud puede comenzar un proceso de pérdida de cabellos en forma lenta y progresiva. Cuando la desaparición de éstos llega al 25% del total, puede tratarse de un proceso alopécico.
biologia-cabello
 

Crecimiento: Los folículos pilosos continúan su crecimiento por un número variable de años, pasando por distintas fases durante un ciclo normal de crecimiento. Existen tres tipos:

Anagénico: fase de crecimiento: 4 a 6 años.
Catagénico: fase de transición: pocas semanas.
Telogénico: fase final: 4 a 6 meses.

 

 
Hoy se sabe que aproximadamente de un 85 a 90 % de los cabellos se hallan en fase de crecimiento; una pequeña porción de material piloso comienzan la fase transición en la cual hay disminución del rango de crecimiento que dura entre dos a tres semanas y es rápidamente seguida por la fase de reposo del pelo (fase telogénica), estadío durante el cual no hay crecimiento. Aproximadamente entre un 10 a 15 % del pelo del cuero cabelludo se encuentra todo el tiempo en esta última fase. La posibilidad que el cabello alcance una longitud y un grosor determinado dependerá de la duración de cada una de estas fases, así como del rango de crecimiento. Es muy importante destacar que la duración de cada una de las fases, varía de una persona a otra y aún en distintas zonas del cuero cabelludo de una misma persona. El proceso de formación y degeneración del cabello fisiológicamente se encuentran en un equilibrio (fases anágenica y telógenica, respectivamente). Cualquier alteración de este proceso provoca una caída del pelo mayor a la producción y se manifiesta como una pérdida masiva y rápida del mismo. Es importante conocer que la velocidad de crecimiento de un cabello humano oscila entre 0.7 y 1.5 cm por mes, aunque existen diferencias según el sexo, la edad y la etnia, que según ellas, puede aún ampliarse el rango de crecimiento de 0.3 - 1.8 cm. por mes. Además el cabello de las mujeres presenta mayor rango de crecimiento que el de los varones. Generalmente los folículos pilosos tienen una actividad cíclica. En el cuero cabelludo el 45% de los folículos pilosos están en fase de crecimiento y el 55% en fase de reposo.