home  

pitiriasisSe denomina pediculosis a la afección que se produce como consecuencia de la infestación de un tipo de parásito llamado piojo, y la misma puede manifestarse tanto en la zona del cuero cabelludo como en la zona púbica. Los piojos son un tipo de insectos que pueden clasificarse en 3 variedades. La clase más común es la Pediculus capitis, que se presenta solo en el cuero cabelludo. El piojo adulto de esta especie es de color blanquecino, y una vez que se alimenta succionando la sangre proveniente de la piel, que cambia de color transparente o blanquecino a rojizo. El piojo tiene dimensiones que no superan los 3 o 4 milímetros cuando llega a adulto, y se fija a los cabellos y a la piel del cuero cabelludo utilizando sus patas, que poseen unos ganchos que le permiten fijarse fuertemente a la superficie en donde se encuentra. Se alimenta succionando la sangre del cuero cabelludo a través de una boca en forma de estilete que se encuentra en la cabeza del parásito, y que le permite penetrar la capa dérmica y succionar la sangre.

Esto es algo que el piojo realiza a razón de 5 a 6 veces diarias. Cuando atraviesa la piel y succiona la sangre, esta mordida no le produce al huésped ningún tipo de dolor o lastimadura, lo que ocurre es que el piojo al extraer la sangre elimina una sustancia de acción anticoagulante que resulta sumamente irritante para la piel, y como consecuencia lo que el sujeto experimenta es una sensación de prurito intenso, que da origen a origen a la picazón y a las muy variadas reacciones alérgicas que las personas pueden desarrollar. Los piojos pueden ser hembras o machos. Las hembras tienen un ciclo vital de aproximadamente 35 o 40 días, y se reproducen diariamente, poniendo a razón de 5 a 8 huevos. Si se suman todos los huevos que pueden poner a lo largo de su ciclo vital, se estima que la cantidad ronda aproximadamente los 200 huevos. El ciclo biótico de los piojos atraviesa 2 estadios o fases, en los cuales se los denomina liendre, ninfa y adulto. La primera fase corresponde a los huevos. Los mismos son colocados en el pelo, y tienen una forma ovalada con una “colita” que se engancha al cabello, adheridos firmemente a través de una sustancia adherente.

Eclosión y crecimiento

Son difíciles de visualizar ya que son pequeñas y de color blanquecino, fácilmente pueden confundirse con caspa. La eclosión de los huevos demora aproximadamente entre una semana y quince días. Una vez que nacen, cuando la liendre joven sale del huevo recibe el nombre de ninfa. Este pequeño piojo es igual al piojo adulto pero de tamaño mas reducido. Apenas nacen ya comienzan a alimentarse de la sangre del huésped, y así maduran rápidamente. Tardan alrededor de 7 días en devenir piojos adultos. El piojo adulto es el que ya ha adquirido un tamaño mayor, pudiendo alcanzar el tamaño de una semilla de sésamo. Su estructura tiene 3 juegos de 2 patas, y el color es más grisáceo que el de las ninfas. Esto varía según el color de pelo del huésped. En las personas de cabellos más oscuros, el piojo en estadio adulto adquiere una tonalidad más oscura.

Las hembras suelen tener un tamaño mayor al de los machos, debido a que son las encargadas de la reproducción. Una vez alcanzada esta fase, se estima que los piojos adultos pueden vivir aproximadamente 30 días más parasitando la cabeza del huésped. Esto puede suceder siempre y cuando el piojo se encuentre parasitando a una persona, y alimentándose de manera frecuente. Una vez que deja al huésped, si se cae de la cabeza o por algún motivo abandona la fuente de alimento, muere aproximadamente a los 2 días que se encuentra fuera de su hábitat. El contagio de persona a persona se puede dar muy fácilmente, y cualquier sujeto con cabello es pasible de ser contagiado. De todos modos, la población más frecuente se encuentra entre los niños y niñas en edad escolar. Para detectar la pediculosis, el primer síntoma que suele presentarse en las personas infestadas por este parasito es la picazón en la cabeza.

infectacion por piojosEsta picazon esta focalizada generalmente de manera mas intensa en la zona de la nuca y detrás de las orejas. De todos modos el prurito no siempre se focaliza en una zona, ya que puede experimentarse en toda la superficie de la cabeza, especialmente cuando la pediculosis se agrava. Las sustancias irritantes que el piojo libera al morder el cuero cabelludo son la causa de una intensa y continua picazón, que provoca el rascado en las zonas en donde se ha producido la picadura y consecuentemente aparecen lesiones en el cuero cabelludo que pueden llegar a infectarse, o producir eccema en cuero cabelludo, así como también en muchos casos se generan reacciones alérgicas tanto en la cabeza como en todo el cuerpo.

   
  informacion editorial correo