home  

reestablecer el cabelloLas personas que padecen de alopecia o calvicie, o que sufren de caída del pelo abundante, lo que buscan son tratamientos que les permitan recuperar el pelo. Para esto, se debe cuidar varios aspectos. Por un lado, es importante evaluar cómo está siendo la alimentación de la persona. Muchas veces la caída del pelo es precipitada por una ingesta deficiente de determinadas vitaminas y minerales que intervienen en el crecimiento del cabello, tales como las vitaminas B5, H y A. Por otro lado, cuando el problema no constituye un factor de mucha gravedad, si se complemente la dieta con la utilización de champús especial para la caída del cabello, mucho de lo que se ha perdido se puede recuperar y regenerar. Cuando el problema es más extenso y severo, como resultan los casos de alopecia y calvicie, existen otras opciones que se utilizan para recuperar el pelo. Algunos tratamientos médicos sugieren la utilización de Finasteride, que es fármaco antiandrogénico, derivado no hormonal de los esteroides.

Este fármaco no constituye un antagonista androgénico en su totalidad ya que no bloquea a los receptores androgénicos que se hallan en el citoplasma ni tampoco a los del núcleo celular. Básicamente, su utilización como tratamiento para la calvicie se debe a que el mismo actúa como un inhibidor competitivo de la enzima 5-alfa-reductasa de tipo II, que es una enzima que se encuentra en los receptores hormonales de los cabellos, en las zonas que resultan mas propensas a desarrollar alopecia, como por ejemplo las zonas frontal, superior y coronilla. Esta enzima transforma la testosterona en dihidrotestosterona al unírsele. La finasterida actúa bloqueando este proceso, produciendo de esta manera una profunda disminución de la conversión de testosterona en dihidrotestosterona, pero sin provocar el aumento de la secreción de LH ni FSH. Reduce los niveles de dihidrotestosterona en el plasma y en el tejido prostático, en un valor aproximado del 90% con una dosis de 5 mg durante 7 días. Su acción resulta un factor primordial para contrarrestar el desarrollo de la alopecia androgenética. Generalmente esta droga se administra, para el tratamiento de la alopecia, en dosis de 1 mg diario. Con esta cantidad los cambios se comienzan a notar al cabo del segundo mes de administración. Se debe administrar este medicamento en pacientes de 18 a 60 años, estando contraindicado para la ingesta en otras edades, así como también se encuentra contraindicado para tratar de alopecia en mujeres.

Un tratamiento que funciona

Una vez iniciado el tratamiento, generalmente a los 6 meses ya se observan claras mejorías en el grosor y la calidad del cabello. Esta droga actúa de manera mas efectiva en los casos de alopecia leves a moderadas, ya que para los pacientes que padezcan de alopecia severa, este tratamiento es recomendable que sea acompañado de un trasplante capilar. Esta droga puede presentar algunos efectos adversos, en cuyo caso lo que se recomienda es la suspensión de la toma. Muchos hombres, entre el 1 y el 18% de los casos, presentan impotencia como resultado de la administración de finasterida. Otros síntomas asociados a su ingesta continuada con cuadros de eyaculación anormal, disminución del volumen de eyaculación, alteraciones de la función sexual, crecimiento anormal de las mamas en hombres, y dolores testiculares.

recobrar el peloEn algunos casos estos síntomas persisten pese al cese de su administración como parte del tratamiento. Dentro del marco del tratamiento para la alopecia, además de la administración de finasterida, se recomienda la utilización de Minoxidil, que es un vasodilatador que solía administrarse únicamente en forma oral para el tratamiento de la alta presión sanguínea. Luego se descubrió que además tenía como efecto secundario la estimulación del crecimiento capilar y la regresión de la alopecia y calvicie. Desde entonces se comenzó a administrar en los pacientes que deseaban tratamiento para la calvicie en soluciones con minoxidil concentrado al 2% y al 5%. Generalmente se aplica al 2% en mujeres y al 5% en hombres. Se presenta a modo de una loción de uso externo y se debe aplicar a razón de 2 veces por día. Este producto estimula las células de la raíz retrasando la caída del cabello.

Este tratamiento deja de tener efecto y revierte sus resultados al ser discontinuado, razón por la cual se recomienda que se soga realizando de por vida. Su mecanismo de acción se basa en la metabolización in vivo de la molécula activa, a través de la enzima sulfotransferasa hepática. El sulfato de minoxidil actúa relajando el músculo liso vascular en sistemas aislados, en los cuales la droga original es inactiva. Como consecuencia de su administración lo que se produce es un efecto de vasodilatación arteriolar. Esto incrementa el flujo sanguíneo hacia la zona de la piel, el músculo estriado, tubo digestivo y corazón. El principal determinante del aumento del gasto cardíaco es el efecto del minoxidil sobre la resistencia vascular periférica para incrementar la circulación venosa hacia el corazón.

   
  informacion editorial correo