home  

metodos para combatir el cuero cabelludo aceitosoEl cuero cabelludo grasoso es un problema muy común en el cuero cabelludo y si bien existen tratamientos para mejorar esa condición, al ser una característica del cuero cabelludo resulta algo crónico que es difícil solucionar a largo plazo. Esto resulta especialmente difícil cuando la persona tiene el cabello largo. Generalmente lo que se indica para tratar el cuero cabelludo graso son productos que contengan mezclas de tipo astringentes y reductoras de grasa, que a la larga pueden conllevar una sequedad del cuero cabelludo en exceso, especialmente en la zona de las puntas. Generalmente la grasitud se suele localizar en la parte de la raíz que es donde se encuentran las glándulas sebáceas que secretan el sebo, que es lo que provoca la grasitud. Generalmente lo que le suele suceder a las personas con el cuero cabelludo graso, es que se colocan un champú que les seca la parte de las raíces que es donde se focaliza la grasitud, pero las puntas quedan sumamente descuidadas y secas.

Lo que se aconseja en estos casos es que se aplique el champú específico para cabello graso sólo en la parte de la raíz, y lavar los largos con un champú hidratante, y en el caso de aplicarse acondicionador de pelo o crema de enjuague, esto debe realizarse exclusivamente en la zona de las puntas. No deben aplicarse productos grasos en la zona de las raíces ya que esto conllevaría a un acrecentamiento de la grasitud del cuero cabelludo. Existen además algunos tratamientos para la grasitud capilar que a muchas personas les resultan muy efectivos, como por ejemplo los tónicos astringentes, los reductores de grasa, así como también ampollas tratantes u otro tipo de productos. Todos estos tratamientos deben aplicarse cuidadosamente en la zona del cuero cabelludo de manera exclusiva, ya que si se aplica en el resto del cabello le quita la humedad y la grasitud al resto del largo también. Generalmente cuando se trata de tónicos, los mismos se aplican con un algodón o una almohadilla directamente en las raíces. Además, un tipo de práctica que se recomienda para tratar la grasitud del cuero cabelludo es cepillar de manera cuidadosa el pelo y hacerse masajes en el cuero cabelludo. Esto se realiza para lograr un incremento de la circulación en la zona, y al mismo tiempo ayuda a regular la producción de sebo redistribuyendo la grasa a lo largo del eje de los cabellos.

Consejos importantes

procedimientos para tratar la piel de la cabeza sebosaOtro consejo que se suele aplicar para el cabello graso es que, luego de lavar con champú y con crema enjuague o acondicionador el cabello y haber enjuagado de forma cuidadosa, se cambie la temperatura del agua, de tibia o caliente a fría. El agua fría tiene el efecto de producir el cerramiento de los poros del cuero cabelludo y esto genera que la producción de grasa se secrete mas lentamente. Estas practicas sumadas a la utilización de productos de higiene capilar adecuados, y a la realización de masajes capilares al menos 2 veces cada mes, son métodos de tratamientos que de realizarse de manera continuada en el tiempo pueden resultan efectivos para sobrellevar el problema del cuero cabelludo graso evitando los excesos de grasitud y manteniendo una cabellera sana.

Además, existen otros aspectos que deben tenerse en cuenta para tener un pelo sano que son los mismos para los cabellos de todas las personas, de manera independiente de las características individuales que cada sujeto presente. La buena alimentación, la ingesta adecuada de cantidades saludables de agua por día, el higiene personal correcto, así como también la evitación de los incrementos de stress, son factores indispensables para que cualquier persona pueda mantener una cabellera sana. El pelo graso, producto del exceso de sebo secretado por las glándulas sebáceas del cuero cabelludo, puede reconocerse debido a que en apariencia el cabello se ve aplastado, sin cuerpo, luce alicaído, tiende a perder su color natural, suele parecer como pegoteado y sin brillo, y en muchos casos hasta tiene olor a sucio o a grasa incluso a las pocas horas de haberse lavado.

A pesar de esto, muchas personas desconocen que la mayoría de las veces el origen de este problema radica en factores tan básicos como la alimentación. La mala alimentación, es decir, las dietas en las que se ingieren comidas grasosas en exceso, así como también los malos hábitos de lavado, junto con la utilización de productos inadecuados, son las razones por las cuales ocurre que a la larga se produce una saturación, y el cuero cabelludo comienza a secretar sebo en exceso. Se considera que una persona tiene el cuero cabelludo graso cuando, por ejemplo, se realiza un lavado de pelo temprano, y a las pocas horas ya su cabello aparenta estar sucio, particularmente en la zona que va de la raíz hasta unos 5 cm a 10 cm por debajo de esta.

   
  informacion editorial correo